domingo, 11 de abril de 2010

Taller de estampación de papel







El papel marmolado es el resultado de un procedimiento de coloración del papel que se basa en el principio químico de incompatibilidad entre dos sustancias, por un lado el agua y por otro los colores.
Su origen se remonta a Japón y China -(año 800-1100) en donde adoptaba el nombre de "suminagashi" o tinta que flota. Posteriormente encontramos el arte de vetear en Turquía e Irán, seguramente a raíz de la relación de los paises de oriente con el imperio otomano (año 1400). Los turcos se refieren a ésta técnica con el nombre de "Ebru" o como una nube.


En el 1600 llegó a Europa y tuvo una gran acogida desde el momento en que lo puso de moda la corte francesa de Luis XIV; fue tanto su éxito que la receta se guardaba con gran celo por los gremios y artesanos.

Por desgracia a mitad del siglo XX se abandonó este arte dejando paso a la impresión con máquinas.


.Cómo se hace:

Materiales:

1. Un recipiente (no hace falta que sea profundo).
2.Agua.

3. Sustancia para espesar el agua. (*)

4. Papel: dependerá de los resultados que se pretendan obtener pero al menos deberá tener entre 80 y 100 gr

5. Pintura al óleo.(**)

6. Aguarrás o esencia de trementina.

7. Un lugar donde secar los papeles que se van haciendo; puede ser un pequeño tendal o simplemente en una capa de papeles de periódico.
8. Instrumentos para aplicar la pintura.

Recuerda que se mancha mucho asi que asegurate de que no hay nada a tu alcance que pueda estropearse, y de tener siempre a mano papel de periódico y trapos.

(*) El mejor espesante del agua es sin duda el musgo irlandés carrageenan, aunque a veces no es tan fácil de encontrar y es necesario prepararlo con antelación.
También bastante bueno es el alumbre o sulfato de aluminio pero aseguraos de que no llevan potasio o amonio pues destrozarían la mezcla.
Otro espesante de buenos resultados es la Methyl-Cellulose.
Se puede utilizar gelatina sin sabor siguiendo las instrucciones de la confección. También cola para encolar paredes. No son del todo recomendables si los papeles se utilizarán para la restauración de libros.
Una óptima opción es utilizar preparados especiales para la fabricacion de paper marbled que se encuentra en las tiendas de Bellas Artes.
De todas formas "deberíamos"obtener buenos resultados incluso con agua.


(**) Si se usan acrílicos el agua se ensucia rápidamente porque parte de ellos se diluye en el agua y las cantidades de aguarrás/trementina pueden variar hasta el punto de reducirse hasta cantidades mínimas o innecesarias. Recuerda que cuanto más refinado es el diluyente -como la trementina- menos grasa tiene y por tanto seca primero.

A los colores se les pueden añadir aceite de lino para dar más oleosidad o hiel de buey que mejora la tensión de la pintura con el agua.

Después de ésto solo me queda decir "¡Buena Suerte!" es un poco difícil dar con la consistencia deseada a la primera pero al final salen cosas muy bonitas, y además lo más importante es divertirse.

Ciao!













No hay comentarios:

Publicar un comentario